Un infierno particular (Luz)

Un infierno particular (Luz)

Un problema oncológico, cáncer de mama, la radioterapia, una cistitis crónica y una enorme cantidad de medicamentos son parte del «Vía Crucis» particular de Luz. Hasta que se testó con Energy.

LuzHola, soy Luz y lo vivido en los tres últimos años han marcado un antes y un después en mi vida debido a cambios muy drásticos que hicieron tambalear de forma alarmante mi salud física y psicológica.

Hace ahora dos años me detectados un cáncer de mama y aunque los especialistas en el tema determinaron que se cogió muy a tiempo, los daños colaterales fueron irreparables. La radioterapia había quemado parte del tejido del lecho mamario y tras varias operaciones para limpiar dicho tejido, el equipo médico decidió que había que practicar una mastectomía.

Estaba quemada también por una cistitis crónica a lo que se sumaba la ingesta de medicamentos: anti inflamatorios y calmantes para aliviar el dolor en el bajo vientre, que nunca acabaron de erradicar el sufrimiento.

Conocí Energy y después de un estudio energético me detectaron un problema de nucleasas y puntos bajos en el meridiano de estómago, en el del sistema inmunológico y en el de órganos internos. Renol fue el primer preparado que mi cuerpo demandó, junto a Gynex y Drags Imun. A la semana de haber empezado a tomar estos preparados de fitoterapia, los resultados eran tan positivos que no me creía que fuera posible el cambio.

Han pasado varios meses y la mejoría que he experimentado a nivel físico y psicológico me han devuelto las ganas de vivir y de trabajar. Y he podido dejarlos. Para mi ha sido una experiencia revolucionaria que he vivido en primera persona.

¡Abrazos!

Luz (Revista Vitae nº13, pág. 4)

Deja un comentario