Un estado bioeléctrico óptimo

Un estado bioeléctrico óptimo

El Fytomineral lo necesita todo el mundo sin diferencia de edad, sexo o declinaciones religiosas. Resulta, que es uno de los preparados con sustancias, que el organismo no puede funcionar correctamente sin él. Mas en nuestros tiempos, cuando el estado de los minerales y de las vitaminas de origen vegetal está en un estado alarmante por culpa de la polución medioambiental y de los demás factores.

El cuerpo humano depende de un sistema muy complejo de las reacciones bioquímicas y todas estas muy relacionadas entre sí, necesitan una serie de minerales. Se sabe de la importancia de sodio, potasio, calcio y de magnesio. Pero quien se pararía a pensar que hay otros oligoelementos necesarios para el organismo como vanadio, molibdeno, cromo o iterbio. Todos estos pequeños ayudantes nos mantienen en un estado bioeléctrico óptimo, aseguran la eficacia de los procesos enzimáticos, la síntesis de DNA y una correcta programación celular. Tener una homeostasis bioeléctrica definida nos asegura la regeneración y el funcionamiento diario de los tejidos orgánicos.

Son los detalles que nos elevan a la perfección

Mi madre siempre me decía que la perfección es algo grandioso, pero para conseguirla se requiere un sinfín de detalles aparentemente con poca importancia. Igualmente la regla es aplicable para un preciso funcionamiento de nuestro cuerpo, mente y espíritu. Las diminutas cantidades de los oligoelementos están presenten en la solución coloidal de Fytomineral. En total 64 minerales; entre ellos algunos muy conocidos y algunos, que ni sabíamos que existen. Representan más de la mitad de todos los conocidos elementos químicos.

Estas sustancias, en dosis muy pequeñas, facilitan la formación de los tejidos, regulan procesos metabólicos y asisten a la conductividad de los impulsos nerviosos. Los componentes minerales también ralentizan los procesos del envejecimiento. Y por el simple hecho, que nuestro organismo no tiene la capacidad de sintetizarlo, dependemos de las fuentes naturales externos.

Fuentes minerales prehistóricas

No todas las formas de los minerales son beneficiosas para la salud. Los minerales en la forma inorgánica tienen una absorción dificultosa e incluso tienen tendencia de acumularse en los tejidos y provocar una serie de complicaciones; como arterioesclerosis, problemas cardíacos, piedras renales o problemas de las articulaciones.

La forma más idónea para la absorción es una solución coloidal, que facilita el aprovechamiento hasta un 98%. Y además, no provocan la sobredosis y no son tóxicos. Los minerales coloidales desintoxican, mejoran el rendimiento celular y mantienen una homeostasis bioeléctrica en el cuerpo. Fytomineral contiene estos oligoelementos coloidales procedentes de los sedimentos vegetales formados hace 100 millones de años en los bosques de la época terciaria.

El alimento para el alma

Desde el punto de vista espiritual, el Fytomineral nos ayuda a estimular las virtudes del alma, saber recrear sentimientos eufóricos, de plenitud y de inspiración. Nos lleva a la unidad, coherencia, a la comparación de los valores y estimula al ser en las actitudes y capacidades para las cuales ha sido elegido, para lograr finalmente el potencial máximo. Es decir, ¡Fytomineral nos hace ser mejores!

Mgr. Tereza Victorová

Deja un comentario