Por fin una vida normal

Por fin una vida normal

La ayuda vino en forma de preparados hechos a base de compuestos húmicos.

Me gustaría compartir con vosotros la situación de mi amiga Roberta.

Roberta y yo nos conocemos desde hace mucho tiempo, aunque desgraciadamente, a causa de circunstancias personales, no tuvo una infancia feliz. Este hecho la impulso a buscar vías de escape como el consumo excesivo de alcohol y tabaco, la situación era tal, que incluso empezó a coquetear con todo tipo de drogas.

Esta mezcla demoledora, entre otras cosas, le incapacitaba para poder dormir, por ello con frecuencia trasnochaba en bares hasta altas horas de la madrugada.

Su alimentación tampoco era la mejor, era irregular, en ocasiones no comía, y si lo hacía abusaba de comida rápida.

Finalmente, Roberta, a los 30 años tiene un pequeño atisbo de felicidad en su vida conociendo a su media naranja, de la cual se queda embarazada. No obstante, tras el parto y el estilo de vida insostenible que cargaba a sus espaldas, vuelve la tormenta tras la calma.

Roberta empieza a sufrir severos problemas de salud a causa de elevadas acumulaciones de metales pesados en su organismo  y otras toxinas a causa del tabaco, sus intestinos e hígado estaban en muy mal estado, sufría de depresión, ansiedad, problemas de sueño, pesadillas y en la piel presentaba dermatitis seborreica junto con granitos llenos de pus en todo el cuerpo.

Cuando la situación llego al culmine de lo que Roberta podía aguantar, decidió tomar en cuenta las recomendaciones y visitar un asesor de Energy para que le ayudara.

La ayuda vino en forma de preparados hechos a base de compuestos húmicos. Gracias a las recomendaciones del asesor, Roberta empezó a tomar Cytosan dos veces al día para desintoxicar el organismo y la regeneración hepática e intestinal. Este tratamiento vino complementado con el jabón Cytosan y el champú Cytosan como un apoyo extra al cuerpo a través de la higiene personal. Pero para que la regeneración actuara de forma profunda e integral, también le recomendó el uso de Cytosan Fomentum para realizar cataplasmas en zonas concretas y el uso de Balneol en la bañera, especialmente antes de ir a dormir.

Tras esta combinación de urgencia, los efectos desintoxicantes fueron palpables, su salud mejoró casi de manera inmediata. La rápida y eficaz eliminación de toxinas se reflejaba claramente en su piel, se veía fina y limpia.

Pero por si esto era subjetivo, las consultas médicas y las analíticas evidenciaron, que efectivamente, tanto el hígado, los intestinos y la sangre volvían a estar en un estado óptimo. La liberación de la sobrecarga del organismo de Roberta trajo infinidad de mejorías en su día a día. Tal vez, entre las que contribuyeron más a su bienestar podemos destacar la regulación de su ciclo menstrual, un mejor descanso, la reducción de estados psicopatológicos y el aspecto de su piel, que ahora se venía sana y radiante.

 

Tras esta demoledora experiencia, el uso de toda la gama de compuestos húmicos pasó a formar parte habitual de la higiene y los rituales de cuidado personal tanto de ella como de toda su familia.

 

Mgr. Zuzana Dolezalová (Breclav, Rep. Checa)


Estos productos están aprobados como suplemento nutricional. No son un medicamento, no se puede confundir con medicamentos recetados.  Ver: Directiva 432/2012 de la Comisión Europea que regula el embalaje y la publicidad de los suplementos nutricionales.
 

There are 2 Comments

  1. Publicado por Mhüe Responder

    Yo tenía un dolor q me molestaba en la parte posterior Izad del abdomen querían hacerme una colonoscopia po antes acudí a Leo
    Me hizo un estudio y salía citosan entre otras cosas, mejoré y posteriormente acabé tomando probiosan
    En poco tiempo me desaparecieron loa dolores y acabe tecuperandome

    • Publicado por Energy Responder

      Grata noticia, gracias por tu comentario y testimonio. Estamos muy contentos de tu mejoría. Un abrazo!

Deja un comentario