Los restauradores de la homeostasis más veloces: Audiron y Spiron

Los restauradores de la homeostasis más veloces: Audiron y Spiron

Ambos productos se presentan ante nosotros como dos hermanos, que, de forma sinérgica, nos ayudan a mantener en equilibro nuestra salud.

Tal y como sus nombres indican, “Audi-ron” se ocupa de la parte auditiva mientras que “Spi-ron” de la respiración.

 

 

Audiron

Se ocupa de restablecer el aparato auditivo, que pertenece al meridiano del intestino grueso y triple calentador. Desde un punto de vista emocional se relaciona con la alegría, la esperanza y la tristeza.  Los desajustes a nivel auditivo afectan al equilibro, tanto en su vertiente física, (Ej. mareos) como orgánica y espiritual.

El empeoramiento auditivo, influye, además, en una incorrecta expresión oral y comunicación general, ocasionando problemas de tono de voz o ritmo, que pueden derivar en malos entendidos y conflictos.

De estos mismos conflictos se pueden desprender nuevos problemas, como por ejemplo, en la zona bucal identificamos gingivitis, periodontitis, llagas, halitosis etc.

Las emociones acumuladas que no somos capaces gestionar y expresar de forma correcta, se reflejan en el estómago e intestinos, que a su vez mermaran el sistema inmunológico y el flujo de agua corporal, que puede manifestarse a través de la piel en la erupción de granos, ampollas o verrugas.

 

Audiron ayuda a restablecer procesos inflamatorios a distintos niveles, como de oído medio (otitis), de la cavidad bucal, hemorroides, resfriados, micosis y otras patologías relacionadas con desequilibrios a nivel de meridiano de intestino grueso y triple calentador.

 

Personalmente, lo usamos en casa para tratar zumbidos auditivos,  también para destapar los oídos tras las clases de natación, e incluso, para evitar posibles problemas ginecológicos añadiendo unas pocas gotas en el tampón.

 

 

 

   Spiron

Se ocupa de armonizar la respiración, pertenece al meridiano de pulmón y corazón.

Desde un punto de vista emocional las vías energéticas mencionadas influyen en el duelo y la felicidad. Con frecuencia usamos la analogía del aliento humano con la vida misma, haciendo referencia a la respiración como prueba de nuestra existencia. A nivel orgánico, esta filosofía se asienta a la perfección, ya que una correcta respiración estimula los órganos internos, templa el pulso cardíaco, mantiene una óptima calidad sanguínea y genera mucha energía a nivel vital.

En cambio, un pulmón debilitado influye negativamente sobre la condición adaptativa de la vida.

 

Respirar de forma incorrecta o con dificultad es un potencial estresor para el cuerpo, robando de este modo la propia energía y la felicidad de la persona. Aparece el cansancio y la irritabilidad, que se acaba proyectando en la salud del estómago, páncreas y el bazo.

Cuando baja el sistema inmunológico con frecuencia aparecen enfermedades por contagio. Con sintomatología recurrente de mucosidad, problemas respiratorios, dolores de cabeza y una profunda fatiga. Todo eso afecta la calidad de sueño y el estado psíquico.

 

 

Spiron se ocupa de que podamos inspirar aire a pleno pulmón, recuperar nuestra calma y templanza, favoreciendo el sueño reparador y por tanto la regeneración del organismo y el alma. Se ocupa además, de calmar la tos, desinfectar heridas,  el ambiente e incluso objetos.

 

En nuestra casa, usamos mucho Spiron, lo aplicamos en la almohada antes de ir a dormir. También hacemos un uso frecuente en cabina, donde atendemos a nuestros clientes realizando masajes. A veces llegan con la nariz tapada y así, Spiron, les ayuda a mejorar la respiración y relajarse. Si os soy sincera, incluso lo estoy usando ahora mismo, para relajarme e inspirarme mientras os escribo estas líneas sobre estos dos fabulosos productos de Energy.

Ilona Matousova (Praga)


Estos productos están aprobados como suplemento nutricional. No son un medicamento, no se puede confundir con medicamentos recetados.  Ver: Directiva 432/2012 de la Comisión Europea que regula el embalaje y la publicidad de los suplementos nutricionales.

Deja un comentario