Para las personas que no confían en Bío-Información y Bío-Energía

Para las personas que no confían en Bío-Información y Bío-Energía

Peter Hans Westhoff nos ofrece unas palabras sobre como él entiende el trabajo (vocación) de nuestro Director General: Leo Franek con Energy y como lo explica a las personas que no confían en la mejora a base de hierbas y holistica: Bío-Información y Bío-Energía.

No solamente estamos rodeados de información, si no llevamos en nuestro cuerpo una red inmensa de comunicación.

Gracias a las propiedades sensoriales de células, tejidos y órganos nuestro cuerpo puede detectar sus necesidades vitales. Las vías de comunicación entre todos los componentes de nuestro cuerpo y la central de comunicación (nuestro cerebro) debería permitir información vital y siempre actualizada.

A base de esta información nuestro metabolismo, especialmente nuestro sistema inmunológico puede adaptarse a la mayoría de las situaciones.

Sin energía no pasa nada … o mejor dicho: la estufa se apaga. Nuestro cuerpo necesita “combustible”. Este combustible tiene un valor energético y debe ser adecuado a la demanda del sistema (ciclo vital bio-energético) del mismo.

Sabemos que la alimentación debe estar equilibrada en todos los nutrientes, minerales, vitaminas, etc. para que el cuerpo lo considere como “combustible adecuado”. Pero como todo existente ha nacido de la evolución de la energía universal (de la fuente del todo) debemos recordarnos también de la necesidad de armonía frecuencial (frecuencia de sintonía) de cada célula, tejido y órgano igual como de cada centro de control emocional.

Desde hace miles de años se conocen las propiedades de las plantas:

  • Unas nos pueden tranquilizar
  • Otras elevan nuestro ánimo
  • Terceras desintoxiquen nuestro cuerpo
  • Y otros ayudan a recuperar las funciones de órganos y del metabolismo en general.

Siglos se conocen también aplicaciones físicas e intuitivas para detectar desarreglos en cuerpo y mente. La holística avanza y llega al campo de la armonización de todo circuito bio-energético necesario para conseguir el equilibrio necesario para mantener o conseguir una buena salud.

En las últimas décadas la tecnología y la ciencia bio-física avanzaron mucho. También en la medicina moderna se utilizan cada vez más equipos de diagnóstico a base de emisión y recuperación/recepción de márgenes de frecuencias concretas. Algunas frecuencias (ondas) son capaces de destruir células malignas, reventar piedras en riñones o en la bilis, calentar tejidos (onda corta) o seccionar (en operaciones) como un bisturí. Emisión se aplica también en electro-acupuntura o impulsos eléctricos para hacer reaccionas músculos.

Puramente mediciones = recepción de señales/frecuencias emitidos de cuerpo (tejidos, órganos y funciones del cerebro) no son invasivas. La medicina utiliza estas en formas como el ecg o el eeg (por ejemplo). Los puntos de detección de estos impulsos bio-energéticos se encuentran en zonas de función mecánica (el circuito de la sangre = arterias, músculos/corazón) o radioeléctricas en las zonas diferentes de funciones cerebrales.

Hace no mucho tiempo descubrí una tecnología de alta sensibilidad (nueva para mi) que funciona al revés de lo que conocemos del “detector de mentiras”: El “Supertronic”

El ‘Supertronic’ es un medidor/comprobador de ondas estacionarias en los conductos/meridianos de los seres vivos. Gracias al método Torner, promovido por su I&D (el Ing. Leo Franek) podemos presenciar como las mediciones y apuntes permiten descubrir interferencias u ondas estacionarias en tejidos y órganos, mal funciones en el metabolismo. Somos capaces de oír (ver en el detector) las necesidades bio-energéticas de nuestro cuerpo biológico y nuestro sistema emocional.

Esta información es importante, pero que vale si detectamos un desarreglo… y no encontramos el remedio? En ENERGY se combina la detección de un desarreglo con la posibilidad de armonizar (dicho desarreglo) mediante una composición bio-energética (concreta para cada tipo de desarreglo). El Supertronic es capaz de detectar la reacción de un tejido u órgano a una composición armonizante (extraído de diferentes flores silvestres o cultivadas para éste acometido). Después de años de ensayos naturales y reducción de componentes se llegó a un número aceptable de productos naturales con dobles propiedades = biológicos más energéticos. Productos para sintonizar el equilibrio mediante la biología y la física (frecuencia). Una buena alternativa para acompañar la medicina y reducir los efectos “no deseados” de medicamentos “químicos/sintéticos” … y en casos suficientes para ser aplicados como remedio natural para reanimar el sistema inmune propio de la persona. Una persona con cuerpo y mente sana se defiende perfectamente ante el impacto ambiental de nuestro tiempo.

Os deseo lo mejor!

Peter Hans Westhoff
Cliente y usuario de los preparados Energy España.

Peeter energy

Deja un comentario