El mejor regalo de Navidad: Saltarme la siguiente sesión de Quimioterapia

El mejor regalo de Navidad: Saltarme la siguiente sesión de Quimioterapia

El mejor regalo de Navidad

Nos pasamos estas fechas de Centro Comercial en Centro Comercial en busca del mejor regalo para estas fiestas. Cada tienda seduce con sus escaparates, sus luces, la música navideña, todo está pensado para que encontremos una idea, un regalo con el que sorprender y alegrar a alguien. O miramos en Internet de web en web. Muchas tiendas online nos ofrecen descuentos, promociones 2×1, incluso podemos adquirir productos fuera de temporada o únicos a precios súper especiales. Todo para encontrar el regalo ideal para cada ocasión.

Pero también hay quien en estas fiestas huye del consumismo, busca algo más espiritual, recogimiento, estar con la familia, con los amigos y valorar que el verdadero regalo es el tiempo que están juntos.  Otros en estos días, lejos del ruido de las fiestas, de las calles iluminadas y de los anuncios que inundan hasta los móviles, irá a visitar a algún enfermo al hospital o a su casa. Muchos de ellos están solos, los pocos familiares que les quedan están lejos y no pueden visitarlos, otros no tienen a nadie. El mejor regalo son esas visitas y los momentos que vivirán en compañía.

En mi caso estoy recibiendo quimioterapia desde hace ya varios meses cada quince días. Quiero explicar que la semana de quimio es durilla y la siguiente, que la llaman de recuperación, yo la he renombrado como la de vivir. Para mí es la semana en la que me siento vivo, con ganas de disfrutar, de ver a mi gente, de hacer cosas. Es la semana en la que cojo fuerzas para pasar la siguiente, en la que pienso que vale la pena seguir luchando, que la vida sí tiene sentido y que hay que vivirla intensamente, que el pasado ya pasó y que el futuro está por llegar y que hoy es un regalo y se debe celebrar.

Debo añadir que mis sesiones de quimio se hacen más llevaderas gracias a varios cambios introducidos en mi dieta y algunas otras ayudas, como los productos de Energy que me eliminan tóxicos y regulan las funciones de mis órganos para que todos funcionen y pueda recibir la siguiente dosis con menos acumulación.

Mi sorpresa en la pasada sesión del día 10 de diciembre, fue cuando mi oncólogo me comunica que podía saltarme la siguiente quimio del día 24 y volver el próximo día 7 de enero porque mis analíticas indicaban que todo va mejorando y que este tiempo sin tratamiento no representaría ningún retroceso en mi curación.

Me acababan de regalar tres semanas seguidas de las de recuperación, de las que yo llamo vivir. ¿Hay mejor regalo?

 

Manuel

(Tarragona – España) 

Deja un comentario